Cusco no sólo era el centro del Tawantinsuyo, sino también una ciudad donde los diferentes espacios cumplían un papel fundamental dentro del universo andino. Con la presencia española la ciudad fue cambiando, los edificios incas fueron la base de los nuevos edificios de la colonia española. Los edificios que admiramos hoy fueron importantes construcciones incas en el pasado.

La plaza principal está rodeada por dos iglesias: la Catedral y la Iglesia de la Compañía de Jesús, donde se conservan pinturas maravillosas de la escuela cusqueña y grandes ornamentos de plata y madera tallada.

En el encantador barrio de San Blas se puede visitar el templo local con su púlpito de madera bellamente tallada. Otras iglesias importantes de la ciudad son La Merced, Santo Domingo y Santa Clara, construidas en el siglo XVII.

En un viaje a Cusco no puede faltar una visita a la ciudadela inca de Machu Picchu, considerada una maravilla del mundo, también el Valle Sagrado de los Incas (Urubamba). Otros atractivos son las Salineras de Maras, Moray, la Fortaleza de Sacsayhuaman y las ruinas cercanas de Q’enko, Puka Pukara y Tambomachay.

Atractivos Turísticos cerca de Cusco
  • Koricancha:
    fue el principal edificio religioso de los incas dedicado al culto del sol, de acuerdo con los cronistas sus paredes interiores estaban cubiertas con láminas de oro. Sobre este templo fue construido en 1534 el “Convento de Santo Domingo“. Hoy en día, el convento conserva una pinacoteca muy valiosa con lienzos de los siglos 17 y 18.
  • Complejo Arqueológico de Q’enko:
    Construido alrededor del 1500, Q’enqo o “laberinto” es considerado un lugar sagrado, donde se realizaron ceremonias en honor al Sol, la Luna y las estrellas.
  • Complejo Arqueológico de Pukapukara:
    dispone de varias salas, plazas interiores, acueductos, atalayas y caminos; habría servido como un lugar de descanso y refugio. Según la tradición, cuando el Inca estaba de visita en Tambomachay, su enorme séquito se alojaba en Pukapukara.
  • Complejo arqueológico de Tambomachay:
    tenía una importante función religiosa vinculada al agua y a la regeneración de la tierra. Se calcula que fue construido alrededor del 1500 en estrecha relación con Pukapukara. El sitio cuenta con una superficie aproximada de 0,5 hectáreas y el material utilizado para su construcción fue la piedra caliza.
  • Complejo arqueológico de Sacsayhuaman:
    Ubicado a 2 km. al norte de la ciudad de Cusco, se extiende sobre un área de 3.093 hectáreas. El complejo cuenta con 33 sitios arqueológicos, el más famoso es la Fortaleza de Sacsayhuaman, y su principal característica es el tamaño de las piedras, algunas de ellas tienen un peso de entre 90 y 128 toneladas.
  • Pueblo de Chincheros:
    Situado en el valle del Urubamba, su iglesia fue construida durante la colonia española en donde se puede apreciar pinturas de la Escuela Cusqueña. Los domingos tiene lugar la feria local, donde los comerciantes y agricultores intercambian sus productos.
  • Salineras de Maras:
    son pozas de sal usadas desde los tiempos de los Incas. El agua salina que fluye desde el suelo y se canaliza hacia las pozas, luego por los efectos del sol el agua se evapora dejando la sal en la superficie. La vista es espectacular, a unos 3.000 estanques de diferentes tonos de blanco, marrón y rosa.
  • Complejo arqueológico de Moray:
    El lugar era un importante centro de experimentación agrícola; los incas fueron capaces de crear diferentes microclimas mediante la construcción de plataformas circulares; para producir una amplia variedad de cultivos. Aquí, los incas habrían reproducido todas las zonas ecológicas del imperio.
  • Complejo Arqueológico de Ollantaytambo:
    se encuentra a 60 km al noroeste de la ciudad de Cusco a una altitud de 2.792 m, y cubre 600 hectáreas. Fue construido durante la época Inca, un área fortificada que incluye un templo, andenes y un sector urbano. Fue un importante centro administrativo; y tal vez tenía funciones militares, como se muestra por sus murallas y torres.
  • Santuario Histórico de Machu Picchu:
    Machu Picchu es una de las más importantes joyas arqueológicas del mundo. A 130 km de la ciudad de Cuzco, la ciudadela se encuentra en la cima de la montaña Machu Picchu (Montaña Vieja). Descubierto el 24 de julio de 1911 por Hiram Bingham, reconocido en 1983 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y fue declarada una Maravilla del Mundo el 7 de julio de 2007.
  • Pisac:
    Pueblo pintoresco e importante sitio arqueológico a 32 kilometros al noreste de Cusco, es la puerta de entrada al Valle de Urubamba. La fortaleza de Pisac custodiaba la capital del imperio; en la parte superior se encuentra el Intihuatana (reloj solar) y muros incas en perfectas condiciones. En el pueblo; se puede visitar la iglesia colonial, donde hasta ahora se celebra la tradicional misa en quechua; y visitar el colorido mercado local.